sábado, 24 de julio de 2010

CAPITULO 3: SE LLAMABAN...

Como ya les dije eran siete.
Una se llamaba Caren, otra Carla, Alicia, Ana, Natalia, Cristina y Paula.
Tan sólo me sonaban las caras de Cristina y de Paula, a las demás no las había visto en mi vida, aparecieron de la nada como si de polvo se tratase.
Como les dije, yo no quería tratar con ellas, pero como "tenía que hacerlo" pues naturalmente con las que más trataba era con Cristina y con Paula.
Ellas también se acordaban de mi rostro y reaccionaron con indiferencia al saber que nos veríamos las caras muy amenudo.
La verdad es que no tenía ni idea de como integrarme con esas niñas, pero yo tmpoco es que lo intentase mucho, me daba igual.
La chica más extrovertida era Ana, sin duda, Para no conocerme se echó grandes risas conmigo el primer día que mantuvimos una conversación.
Otra que también era bastante extrovertida era Natalia, y ésta me caía mejor que Ana, porque de ésta y de Carla fue de la primeras que me di cuenta de que no eran niñas de papá ni muchísimo menos.
Pero...¿Saben qué? Les voy a confesar algo, no me acuerdo de la convrsación que mantuve con Ana la primera vez, ni con Cristina, ni con Natalia, tan sólo me acuerdo de la primera conversación que mantuve con Paula, ¿Saben qué? Me resulta raro,ya que diría que me era la niña más indiferente de todas....

miércoles, 21 de julio de 2010

.

Aveces la persona más fuerte que conoces resulta ser la más frágil.
Sólo mírala, y si ves sus lágrimas no le digas nada, lo único que necesita es tu abrazo, porque...¿quién sabe? Tal vez algún día seas tu el que necesita un abrazo, por más fortaleza que quieras aparentar.

domingo, 4 de julio de 2010

CAPÍTULO 2 "HOPKINS"

Pero se me olvidó que el "querer o no" a alguien no lo puedo decidir yo y esa sería mi perdición.
Como ya les dije antes pueden llamarme Hopkins, me describiré psicologicamente hasta donde mi conocimiento alcanza.
Puedo parecer una persona dura y que no quiere a nadie, pero creánme no soy así, eso es solo una mascara que en ocasiones me sirve de filtro con las personas, si, de filtro para no conocer a gente imbécil y egocentrica y mucho menos cobarde.
Soy una persona más o menos extrovertida, simpática y aunque no lo aparente, cariñosa.
Soy un poco rencorosa debido a que ya me "clavaron muchos puñales por la espalda" en un pasado, pero no quiero recordar el pasado.
Soy también orgullosa y la verdad que no me avergüenzo de ello, y también soy vengativa, dicen que la venganza no es buena, pero un dia me juré que ya no me la pegarían más.
También soy bastante fuerte psiquicamente hablando.
No tengo pareja, me aburre eso de tener que estar pegada a otra persona todo el tiempo, a mi me gusta estar a mi aire, y tampoco es que confíe mucho en la gente.
En el tema familiar, bueno...considero que es dónde peor estoy, bueno creo, lo afirmo, pero no diré motivos.
Donde también estoy bastante mal es en el tema amistad, pero ésto es debido a la maldita HIPOCRESIA.
¿Qué piensan ustedes? Para suicidarse ¿no?, pero bueno, ya les dije que no me gustaba la gente cobarde, y yo no voy a ser una de ellas.
Seguro que mi horoscopo no hubiese predecido esto de mi.
Pero bueno, me desahogo escuchando música, cantando, a veces cuando ya no puedo más llorando y escribiendo, eso de contarle al papel mi vida o situación me gusta.
Pero ya dejemos de hablar de mi, mejor les voy a hablar de las siete muchachas citadas anteriormente.
CONTINUARÁ...

viernes, 2 de julio de 2010

This history

La primera vez que le v y que mas o menos tenía un poco de conciencia (digo mas o menos porque no suelo prestarle mucha atencion a la gente corriente) cruzamos una palabra "adios" una palabra de cortesía muy vulgar.
Podeis llamarme Hopkins, pero nada de señora ni señorita Hopkins, solamente Hopkins, no es mi nombre real, lo saque de un libro de cuyo nombre me caracterizo con la protagonista y cuya historia tuve que dejar de leer para no formar un nuevo mar con mis lagrimas, ya que se parecia a mi realidad, y no es que yo seasensible, pero si realista.
"Adios" fue la primera palabra conciente, porque ya le habia visto muchas veces antes.
Fíjense que la segunda palabra que crucé con dicha persona (de la que no les dire el nombre para que no haya polémica) me pareció más importante que la primera, pero...que curioso, nisiquiera la recuerdo.
Mi vida era más o menos normal, con normal me refiero a que era simple, vulgar, monótona.
Me hayaba yo hablando con una compañera cuando de repente se me cruzaron 7 mocosas, aunque fueran de mi misma edad para mi eran mocosas, eran del pueblo, a unas si las habia visto antes, a otras en mi vida, nisiquiera tenía idea de que existieran, y...no es que yo sea superficial ni mucho menos, pero para que una persona me caiga bien...pues...como que tiene que parecerse a mi imagen y semejanza, y yo solo veía a siete niñas de papá.
Con ésto quiero decir que la cosa pintaba mal.
Conocí el nombre de cada una de esas niñas, muchachas o como ustedes prefieran llamarlas.
De algunas ya tenia la certeza de como eran mas o menos, de otras ya tendría tiempo de averiguarlo.
No me costó mucho tratar con las siete chicas, menos de lo que yo pensaba, muchísimo menos.
Fui conociéndolas y ninguna me caia mal, sí, como dije antes había alguna que otra niña de papá, pero...¡QUE DIABLOS! eran buenas personas (o eso parecía).
Aunque todas me caían bien, yo como cualquier ser humano tenía alguna que otra preferencia.
De lo que estaba segura y clara es que no iba a quererlas.

CONTINUARÁ.....